Fernand Léger

Biografía

Fernand Léger comenzó su carrera artística en Caen, donde se formó como arquitecto y trabajó como dibujante en el campo de la arquitectura. Vio los cuadros de Cézanne en la gran exposición “Cézanne” del Salón de otoño (Salon d’Automne) en 1907 y este se convirtió en su maestro e influenció de manera decisiva la obra del artista. Fernand Léger se hizo amigo de Delaunay y se codeó con artistas como Matisse, Rousseau, Apollinaire y los pintores cubistas.

A partir de 1909, Léger desarrolló un estilo cubista, reductor y particular, cuyo rigor formal se asoció a colores puros con fuertes contrastes en 1913 y 1914. En calidad de pintor, Fernand Léger ejerció una gran influencia sobre el desarrollo del cubismo, del constructivismo y de los carteles publicitarios modernos, así como sobre otras formas de arte aplicado.

De 1911 a 1912, el artista formó parte del grupo de Puteaux (Section d’Or). Durante la Primera Guerra Mundial, Léger se enfrentó a la técnica moderna, se quedó fascinado tanto por esa fuerza que él sentía como algo sobrehumano y poderoso como por la belleza de las construcciones mecánicas. A Fernand Léger también le influyeron el sentimiento de seguridad convincente del purismo, el neoclasicismo y artistas como Piscasso.

Hacia 1920, el estilo pictórico de Fernand Léger alcanzó una especie de clasicismo mecanizado, una representación monumental precisa y geométrica duramente definida de objetos modernos, como es el caso de las ruedas dentadas y los tornillos, en los que se incorporaba al individuo. En los años treinta y cuarenta, el surrealismo influyó en el artista, cuyo estilo se tornó menos rígido con líneas curvas.

De 1940 a 1945, Léger vivió y trabajó en Estados Unidos. También ejerció como profesor en la Universidad de Yale. Los motivos predominantes del artista proceden del mundo industrial del hombre y muestran formas poscubistas combinadas con la precisión figurativa del realismo.