Manolo Valdes

Biografía

La obra de Manolo Valdés es más que una reinterpretación de la historia del arte. Influido por Diego Velázquez, Valdés se apropia de su obra, la hace suya al mismo tiempo que la comenta. Esa inspiración la encuentra también en Pablo Picasso y Henri Matisse.

Sus esculturas, como las Têtes de Lydia o las Meninas, están hechas de distintos materiales como el bronce y la pasta de vidrio. Utiliza diferentes texturas para su pintura: lienzos de cáñamo plegados, telas rasgadas y cosidas, cubiertas de betún, de pigmentos, sobrecargadas de pintura como si fuera una herida, etc.

Entre sus obras más impresionantes destacan un Cristo en la cruz, un gran lienzo titulado Compositions y un abanico hecho con telas cosidas entre ellas de color azul celeste. Además, cuenta con numerosos retratos de mujeres, con la cara cortada por una línea media, en los que evoca a Matisse y a Picasso.