Max Ernst

Biografía

Max Ernst fue un pintor y escultor alemán cuya obra se vincula al dadaísmo y al surrealismo. Descubrió la pintura metafísica de De Chirico en 1919 y se hizo amigo, en 1921, de Paul Eluard. Max Ernst exploró la pintura onírica, de un realismo fantástico, más orientada hacia el mundo interior, donde la elección del título de las obras influye en la interpretación de los cuadros.

La exploración de Max Ernst no se limita ni al tema ni al resultado. Los procedimientos de realización están en el centro de sus preocupaciones. Inventó, en 1925, la técnica del frottage, que consiste en frotar una mina de lápiz sobre una hoja colocada sobre la superficie de un objeto. Esta práctica hace que aparezcan, al azar, formas que podría pensarse que proceden del mundo onírico. A lo largo de sus viajes, realizó collages y, en los años treinta, se atrevió con la escultura. Durante la Segunda Guerra Mundial, Max Ernst se marchó a Europa para dirigirse a Nueva York.

Continuó trabajando al lado de Marc Chagall y de Marcel Duchamp, al mismo tiempo que contribuyó al nacimiento del expresionismo abstracto. No obstante, Max Ernst volvió a Francia en los años cincuenta y, cuando recibió un premio durante la Bienal de Venecia, fue excluido del movimiento surrealista. Continuó explorando su arte hasta su muerte en 1976.