NIDAA BADWAN

Biografía

La habitación de Nidaa Badwan tiene menos de 100 m2 y está iluminada solamente por una ventana y una bombilla. Ha pintado una pared con pintura aguamarina y ha cubierto la otra con retales de cartones de huevos coloreados. Hay un espejo de mediano tamaño, una máquina de coser y una plancha antiguas, dos caballetes, una escalera amarilla grande y un cazo en el que cuece agua para preparar un cappuccino.

Afectada por la religiosidad restrictiva de Gaza y por el conflicto constante con Israel, Nidaa Badwan casi no salió de su habitación durante más de un año. Entre sus paredes, Nidaa creó su propio mundo y unos autorretratos asombrosos que son a la vez clásicos y vanguardistas.

El proyecto se titula 100 Days of Solitude (Cien días de soledad) en homenaje a la novela de Gabriel García Márquez, a pesar de que el aislamiento de Nidaa Badwan fue mucho mayor.