René Magritte

Biografía

La vida de los Magritte cambió cuando, en 1912, la madre se suicidó ahogándose en el río Sambre. Ese drama marcó la obra de René Magritte. De hecho, se encuentran a menudo elementos de ese suceso en sus cuadros. El padre confió la educación de sus hijos a institutrices.

A los quince años, René Magritte conoció a Georgette durante la feria de Charleroi. Esa joven se convirtió en su mujer y fue su único modelo durante toda su vida. Los primeros cuadros de Magritte con impresionistas y datan de 1915.

En 1924, Magritte entró en contacto con el movimiento dadá y se emocionó profundamente con un cuadro de De Chirico. Conmovido por ese descubrimiento, decidió fundar una nueva revista llamada Oesophage. De 1927 a 1930, Magritte residió en Francia en el Valle del Marne. Se codeó con personajes del surrealismo francés y realizó varias colaboraciones y exposiciones con ellos a pesar de que mantenían una relación difícil.

Después, Magritte volvió a Bélgica y contribuyó, con el objetivo de ganarse la vida, en una pequeña agencia de publicidad. Durante los años siguientes, Magritte expuso en Nueva York y Londres y realizó la portada de una publicación de André Breton.

De 1943 a 1945, Magritte utilizó la técnica de los impresionistas en sus cuadros durante un periodo que él mismo denominó «Renoir». Los primeros libros que tratan de estas obras fueron editados. Algunas retrospectivas de su obra fueron organizadas en Bélgica, Estados Unidos y Países Bajos en 1954, 1965 y 1967.